terroryhumorbyeloy
Disfruta tus diferentes opciones: vida o muerte.  
  Home
  Contáctame :)
  Sección de terror
  => Zapatillas.
  => Videos yume nikki, creepypastas y videovlogs.
  => Sangre Coagulada y maldita
  => La casa del Bosque
  => "Eso"
  => Sección de cine de terror.
  => Top 5 mejores pelis de fantasmas
  => Cuervos
  => Grito de ultratumba
  => La familia que vivía en el sótano
  => El hombre de la Niebla.
  => El Origen de la Casa del Bosque.
  => Crítica, REC 3:Génesis.
  => Lluvia.
  Sección de humor y Paridas Varias.
  Foro Risatemor.
  Secretos del Gobierno y fenómenos paranormales.
  Fotos sobre cosas extrañas (Inactivo todavía)
  Videojuegos Terroríficos.
Las historias están protegidas por copyright, será demandado todo aquel que copie alguna porcion de mis relatos.
El hombre de la Niebla.
Una vez tuve un amigo por solo dos días. Aunque nunca supe su verdadero nombre.
Aun con aspecto de hombre viejo, era erguido, acicalado con una barba amarillenta que dibujaba una desconcertante, maléfica y fantasmagórica sonrisa.
Esta historia traerá sin cuidado a algunos y aterrará a otros, pero había algo en él que me obligó, al faltar su nombre, a llamarlo "Hombre de la Niebla" por siempre jamás, hasta mi último día.
Así ocurrieron los hechos:

Día 1.

Él me invitó a su casa. Era un chico solitario, y mis únicos amigos eran hombres que conocía en el parque. Conocí a este tras un gran sauce del parque y me invitó a su casa. Simple y llanamente.

Así aparecimos frente a la desvencijada mansión de sus antepasados. Cruzamos la destartalada puerta de madera, mientras observaba el extraño sombrero que portaba sobre su cabeza. Era negro, antiguo y estaba deformado, como si se hubiese pasado largas noches bajo la lluvia.

Siempre le cubría un halo negro y extraño, como si fuera un alma sombría buscando reposo ante una agónica pesadilla eterna. Y su casa no ayudaba en nada, ya que era mugrosa y descolorida, y unas escaleras de caracol rodeadas de cuadros antiguos, hundidas en las sombras y que llevaban al piso superior. Y lo peor de todo era que el hombre estaba callado, como sumido en amargos pensamientos.

Oye, ¿no me vas a decir tu nombre? -- pregunté.

No contestó a mi pregunta, pero si dijo:

--- Chico, quiero enseñarte mi morada. Su aspecto parece lúgubre, pero tranquilo: nunca te pondría en peligro --- sonrió ---. No si no fuese estrictamente necesario.

Me callé. Decidí seguirle el juego.

Era una tarde lluviosa. La niebla había caído tras varias semanas de nieves y lluvias, y al fin, parecía una escena predilecta en una pelíula de terror; yo en una casa semi-abandonada por los años y los recuerdos, un hombre viejo y la bajada de la niebla.
Perfecto.

Pasamos la tarde leyendo y hablando sobre el antiguo Oeste de las viejas películas de Clint Eastwood y otros muchos. Dieron las ocho. La luz de la habitación parpadeó y se extinguió.

Pareció que el Hombre también había desaparecido en la habitación, pero habló con un murmullo:

--- Chico, es tarde. Vuelve a casa.

Y mientras bajaba las escaleras, sentí que la casa me observaba y que una presencia maligna crecía,
pero no me paré a pensar y salí por la puerta, inmiscuido en pensamientos acerca de los deberes y de mi madre, que me regañaría por llegar tarde.

Atravesé la puerta principal y salí a la niebla y la lluvia, extinguiéndose las dos al salir de su finca.

Día 2.

Ese día fue bastante rápido en todo. Me levanté tarde y tuve que ir a cien por hora para llegar al colegio a tiempo.

Pero, cuando al fin salí, me dirigí al parque, donde me encontré con él.  Su aspecto no había cambiado lo más mínimo al día anterior, pero sí su voz. Sonaba pastosa,
amargada y débil, como si se hubiera resignado a vivir con un peso en su conciencia, como si la vida le pareciese vehemente y quisiese terminar con ella.

Fuimos a su casa de nuevo. No había hablado durante el trayecto y estaba más alicaído de lo que acostumbraba. Pero al llegar a su casa, todo cambió.

Su rostro se iluminó a pesar de ser aun sombrío, y me propuso bajar a ver el sótano, donde guardaba una vieja bicicleta que me iba a regalar. Ilusionado, bajé por las escaleras apolilladas y roñosas, pasando mi mano por los ladrillos de la pared, saltando y riendo en primer lugar, mientras me seguía silencioso y cabizbajo.

Abrí la astillada y vieja puerta y entré en una oscuridad absoluta, mientras tanteaba por la pared en busca de una llave de luz inexistente. De pronto, algo horrible y que recordare toda mi vida sucedió.

La puerta se cerró tras de mí, y entonces si que hubo una oscuridad absoluta. Tropezaba y tanteaba en la horrible incertidumbre de la oscuridad de una temprana noche que ya había llegado. Estaba frío y mojado, y el terreno, que era arenoso, se pegada a mis manos por la humedad.

De pronto, palpé otra cosa. Estaba frío, se erguía sobre el terreno y era liso. Era piedra pulida, parecía mármol. Seguí palpando, y conseguí descifrar algo que me horrorizó de una forma que no se puede describir.

"Here lies Nelly"

Era una lápida. Seguí palpando, respirando agitadamente y llorando.

No cesaban de aparecer nombres:

Elizabeth, Mark, Jake, Alan, Charlie, Leslie...

Horrorizado, descubrí algo nuevo al palpar otra vez en las lápidas. 

Edad: 10, 11, 12, 13, 14 y hasta 15 años tenían algunas víctimas. 

Entonces, algo pasó. La puerta se abrió de un portazo y un haz de luz apareció en la habitación. Salí corriendo, como si de un acto reflejo se tratase, a la calle. Pisé la carretera que estaba en frente de su finca y miré a los lados, agitado, asustado y cansado.

Estaba allí, a mi derecha. Me giré hacia él. Caminaba calle abajo, espaldas a mí, y a su alrededor una espesa niebla fluía como siguiéndole.

Le grité: ¿Quién eres?

Solo dijo:  Nadie, por siempre jamás... Nadie.

Y desapareció entre la niebla y la lluvia de aquella fría y oscura noche.





Escrito por Eloy, creador de este website. 




Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su mensaje:

Aquí está la hora de tu muerte.  
   
Publicidad  
   
Tenemos sección de humor.  
  Aquí escribiré chistes o paridas que me pasen de personas reales sin mencionar sus nombres reales.  
Tenemos sección de terror.  
  Aquí escribiré textos para llorar de miedo, fenómenos paranormales y puede que suba cortos cuando tenga el material suficiente.  
Creepypastas  
  Muy pronto...  
Hoy habia 1 visitantes (5 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=