terroryhumorbyeloy
Disfruta tus diferentes opciones: vida o muerte.  
  Home
  Contáctame :)
  Sección de terror
  => Zapatillas.
  => Videos yume nikki, creepypastas y videovlogs.
  => Sangre Coagulada y maldita
  => La casa del Bosque
  => "Eso"
  => Sección de cine de terror.
  => Top 5 mejores pelis de fantasmas
  => Cuervos
  => Grito de ultratumba
  => La familia que vivía en el sótano
  => El hombre de la Niebla.
  => El Origen de la Casa del Bosque.
  => Crítica, REC 3:Génesis.
  => Lluvia.
  Sección de humor y Paridas Varias.
  Foro Risatemor.
  Secretos del Gobierno y fenómenos paranormales.
  Fotos sobre cosas extrañas (Inactivo todavía)
  Videojuegos Terroríficos.
Las historias están protegidas por copyright, será demandado todo aquel que copie alguna porcion de mis relatos.
Grito de ultratumba

La oscuridad se propaga tan rápido como la luz en los cementerios,
donde la oscuridad no es tan física como espiritual, pues estos sitios estan cargados de oscura tristeza que nubla los corazones de las personas vivas... y las muertas.

Por la noche aun la oscuridad es mas tenue; la oscuridad física
oculta a un sol cansado, y la tristeza impregnada del dia anterior
sigue cargando el ambiente, haciendo trizas la alegría.

El Camposanto es un lugar tranquilo pero desgarrador, y tanto puede
mostrar una cara amable como aterradora. En esta historia se con-
tará la historia de un hombre bueno condenado a temer.

El nombre de este sujeto era Pierre, y vivía en un pueblecito per-
dido de Francia. El sol despuntaba por el horizonte aquella mañana, y llevaba un resplandor rojizo que manchaba las nubes.
Abrió los ojos lentamente. No se encontraba en su casa.

Estaba en medio del cementerio, tirado en el suelo como un vulgar
chucho callejero, con las ropas desgarradas y lleno de tierra y san-
gre seca. Hacía frío aquella mañana y el viento del norte arreciaba,
meneando su castaño pelo lacio. Se fue levantando poco a poco,
sintiéndose cansado y mareado. Su cabeza tenía una forma cuadrada y le pesaba sobre el cuello, con múltiples heridas.

--- ¿ Qué ha pasado ? ¿ Hay alguien ? --- exclamó. Estaba com-
pletamente solo.

No recordaba nada de lo acontecido la noche pasada.

Se levantó por completo, sintiéndose magullado y dolorido, y se lanzó a las puertas negras del camposanto, atravesando pasillos
y pasillos de lápidas con nombres ya olvidados. Abrio las verjas y
se escabulló por ellas.

Un camino de tierra llevaba al pueblo. La hierba verde y fresca manchaba sus pies, pues habia perdido los zapatos. Bajó por el
camino y tras varias curvas de la colina por la que descendía el
camino, reconoció su pueblo, rodeado por dos sierras que hacían de valle por el que, en medio del pueblo, pasaba un río. Un puente
cruzaba el río, y, a ambos lados del mismo estaba el pueblo.

Bajó y andó por sus calles aparentemente vacías. ¿Donde estaba
todo el mundo? Pierre miraba extasiado cada centímetro, y a la vez
aterrorizado. Las carreteras estaban empedradas y las casas eran
del estilo francés; Panaderías, Carnicerías, Viviendas e incluso el
ayuntamiento se alzaban a ambos lados, desolados, vacíos.

Llegó al puente conocido como L´homme de pêtre, pues era de piedra, y lo cruzó lentamente, observando la tranquilidad que daba
el río. Fluía pausadamente; era mágicamente asombroso.

Tras un rato observandolo, se dirigió a su casa, que estaba justo al
lado del río; era algo parecido a un chalet pero más grande, con un lavadero a la orilla de la parte del río que les pertenecía.

Allí, lavando, se encontraba su esposa Maïa. Era bella como un cerezo en flor y dulce como un flan con caramelo. Morena y de pelo
largo, ojos marrones y mirada perdida. Labios gruesos y blandos y
pelo lacio.

--- Hola, cariño. Te quiero. --- dijo cariñosamente.

Maïa ni se enteró de que estaba allí, ni le escuchó, o eso le pareció
a Pierre. Pero, subitamente, Maïa, con los ojos vidriosos, le susurró:

--- Sigueme, te estaba esperando.

Pierre le hizo caso, y, cuando su esposa que estaba mas rara que nunca echó a andar, él la siguió.

Cruzaron L´homme de pêtre y, finalmente se quedaron de pie frente al ayuntamiento.

Pierre sentía un miedo para él irracional, loco. Su esposa le daba miedo, el pueblo le daba miedo y quería que todo volviera a ser lo de antes; quería recordar que había ocurrido la noche anterior.

--- Hubo un suicidio colectivo anoche, debido a una intoxicación con el agua del río; la gente no quería agonizar. Todos han muerto,
como tú. --- dijo Maïa, adivinando sus pensamientos ---, voy a mostrarte la realidad.

Desapareció la luz matinal y llegó la de la noche, las farolas ilumi-
naban el pueblo y el ayuntamiento se recortaba en la oscuridad.
Múltiples sombras se recortaban también, desplomadas sobre el
suelo; Maïa tambien estaba en el suelo, a su lado. Miles de cadá-
veres estaban en el suelo, y un torrente gigante de sangre oscura
bajaba por el camino y desembocaba en el río, regueros que se unían formando uno solo, un reguero mortal.

Las heridas de su cuello se unieron formando una, grande y honda,
desparramando sangre caliente sobre su pecho, y, mientras moría,
agarró la mano de su mujer, y alcanzó a pensar, antes de desplomarse y morir él también, ¨Cómo recordar algo, que aún está
por suceder¨. Se desplomó y emitió un grito, que aun se oye a veces en la lugubrez del camposanto en la actualidad, por las noches, como un Grito de Ultratumba.

El Río aun fluye bajo el puente de piedra, feliz por estar solo de nuevo, en un pueblo abandonado y muerto, en una noche perpetua.




Escrito por Eloy, creador de la página web.






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su mensaje:

Aquí está la hora de tu muerte.  
   
Publicidad  
   
Tenemos sección de humor.  
  Aquí escribiré chistes o paridas que me pasen de personas reales sin mencionar sus nombres reales.  
Tenemos sección de terror.  
  Aquí escribiré textos para llorar de miedo, fenómenos paranormales y puede que suba cortos cuando tenga el material suficiente.  
Creepypastas  
  Muy pronto...  
Hoy habia 1 visitantes (4 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=